Publicado: 4 de Marzo de 2015

Si tu mascota tiene alguno de estos síntomas, muy probablemente esté padeciendo un PROBLEMA DENTAL: mal aliento, babeo, encías rojizas en incluso sangrado de las mismas, sarro, placa, cálculos dentales, dificultad al masticar e incluso dolor, mucho dolor.

La higiene dental es importante en nuestras mascotas. Se estima que más del 80 % de los perros y el 70% de los gatos de más de 3 años tendrán problemas dentales.

La placa dental contiene millones de bacterias que pueden penetrar en el torrente sanguíneo y extenderse por el organismo afectando a corazón, riñones e hígado, además de ser la principal causante del mal aliento.

La mayoría de los olores de la boca de tu mascota proviene de la ENFERMEDAD PERIODONTAL y las bacterias presentes en su cavidad oral. Al no cepillarse los dientes diariamente como nosotros y si no se emplean medidas preventivas, la placa y el sarro se acumulan rápidamente, lo que suele derivar en encías enfermas (gingivitis). Una vez que las encías están inflamadas, a menudo la única solución es llevar a cabo una limpieza dental bajo anestesia.

Una profilaxis dental realizada en la etapa 1 o 2 de la enfermedad periodontal, puede ayudar a asegurar que su mascota no va a sufrir alguna de las condiciones mencionadas anteriormente. Una vez que su mascota ha llegado a la etapa 3 o 4 de la enfermedad periodontal, el daño irreversible puede haber ocurrido ya y extraer los dientes puede ser la única opción para mantener la salud bucal de su mascota.

La enfermedad dental es fácil de tratar  y prevenir si se hace en el momento adecuado. Así que si quieres más información sobre este asunto, no dudes en pasarte por la clínica y te informaremos.