Publicado: 6 de Junio de 2018

Todas las mascotas envejecen, pero lo importante es cómo llegan a esta etapa de su vida. El envejecimiento de nuestro animal de compañía es un proceso fisiológico natural marcado por el tiempo y al que todos llegan, pero lo más importante es "cómo llegan" a esta etapa de la vida. 

Los perros y los gatos, que forman una parte importante de nuestra vida, viven cada vez más y mejor. Una de las razones por las que viven ahora más tiempo se debe, por un lado, al gran avance que se ha producido en la medicina veterinaria tanto en conocimientos como en medios diagnósticos y nuevos tratamientos; pero quizás la razón más importante del aumento de la expectativa y calidad de vida de nuestros pequeños amigos es el conocimiento que tienen sus dueños sobre la importancia de la alimentación, manejo y aplicación de medidas de prevención (vacunas, desparasitaciones, chequeos, diagnósticos preventivos...). 

¿ A qué edad es viejo mi perro ? ¿ y mi gato ? 

Se considera que perros y gatos entran en la 3ª edad según razas y tamaños como podemos ver en la tabla adjunta. Pero el envejecimiento no aparece a una edad concreta ni con un tamaño concreto, sino que está relacionado con unas variables como son el origen genético, el régimen de vida y cuidados que ha recibido y especialmente la alimentación. 

El envejecimiento en las mascotas no lo determina exclusivamente la edad o el tamaño, la genética, los cuidados recibidos y especialmente la alimentación son determinantes. 

PERROS RAZA PEQUEÑA 0-10 kg.- 
Edad: 11,48 
Margen: +/- 1,85 años 

PERROS RAZA MEDIANA 10-25 kg.- 
Edad: 10,9 
Margen: +/- 1,56 años 

PERROS RAZA GRANDE 25-45 kg.- 
Edad: 8,85 
Margen: +/- 1,38 años 

PERROS RAZA GIGANTE 45 kg.- 
Edad: 7,46 
Margen: +/- 1,94 años 

GATOS.- 
Edad: 11,88 
Margen: +/- 1,94 años 

Los signos de vejez son evidentes y son muy importantes los controles veterinarios para ir asegurándonos que su salud es buena a pesar de la edad que es inevitable.  

- Los años provocan una disminución de su actividad y un aumento del peso corporal que se refleja principalmente en la acumulación de tejido graso. 
- Tienen un menor capacidad de respuesta a las infecciones. 
- Una disminución de su capacidad de termorregulación. Lo que se traduce en "demasiado calor al sol y demasiado frío a la sombra". 
- Sensibilidad disminuida a la sed. Hay tendencia a la deshidratación. 
- Cambios en los patrones de vigilia-sueño. Siestas frecuentes, irritabilidad y deambular nocturno. 
- Pérdida de masa muscular especialmente en las extremidades, que unida a la afectación de los cartílagos y huesos (ARTROSIS) hace que sus movimientos sean lentos, costosos, e incluso, dolorosos. 
- Cambios en la piel, que pierde elasticidad. Aparece grasienta al tacto y aumenta el olor corporal. 
- Cambios en el pelaje. Disminución del brillo del pelo, tacto áspero y cambio de pigmentación o color del pelo. 
- Pérdida del aseo corporal y de las costumbres de higiene. Puede llegar a hacer sus necesidades en sitios prohibidos con anterioridad. 
- Almohadillas plantares hiperqueratinizadas. Más secas y duras. 
- Uñas largas y quebradizas. 
- Disminución de la alerta mental. Tardan más en enterarse de lo que pasa a su alrededor. 
- Pérdida de los sentidos de la vista y el oído. 
- Alteraciones dentales. Aumento de la placa o sarro dental, enfermedad periodontal y perdida y rotura de dientes. 
- Otros signos: tos, descenso de capacidad respiratoria, incontinencia urinaria, flatulencia y estreñimiento... 

¿Qué enfermedades les afectan con mayor frecuencia ? 
Normalmente un paciente geriátrico no va a padecer una sola patología o afección. Debemos ver al animal de forma que enumeremos todas las afecciones que va teniendo, evaluarlas, pronosticarlas y actuar en consecuencia considerando al paciente como un conjunto de diferentes patologías o afecciones. 

¿ Qué es un chequeo geriátrico y en qué consiste ? 
Un chequeo geriátrico es el "reconocimiento clínico que se realiza a un animal de edad avanzada y que tiene como objetivo la prevención y el diagnóstico precoz de patologías en el animal viejo". 

En un chequeo geriátrico el veterinario procederá a: 
- Evaluar y elaborar la historia clínica del paciente mediante una anamnesis (encuesta) que abarca todos los aspectos de la vida del animal. 
- Realizar una exploración general de las constantes vitales y del aspecto general del paciente (peso, temperatura rectal). 
- Realizar pruebas de laboratorio y de imagen necesarias para tener idea de la forma, tamaño, consistencia y funcionamiento de los órganos que componen la anatomía del animal. 

¿ Por qué hacer un chequeo geriátrico ? 
Los animales tienen la habilidad de enmascarar los signos de enfermedad por una conducta natural que le ayuda a sobrevivir en el medio salvaje. El clínico que espera a que aparezcan los signos de enfermedad esta haciendo medicina curativa que muchas veces es tardía e insuficiente. 

El desarrollo que se ha producido en veterinaria permite, mediante pruebas diagnósticas precoces (análisis de sangre, orina, heces, RX, ecografía,...), diagnosticar patologías en fases tempranas antes de que aparezcan los síntomas asociados a ellas y sacar a la luz signos clínicos ocultos (dolor,..) y pudiendo actuar de forma preventiva para evitar que estas patologías aparezcan o impedir o parar su avance, mejorando la calidad y esperanza de vida de estos pacientes.